Páginas vistas en total

martes, 15 de julio de 2014

UN POEMA DE ERICH FRIED



Por los días en que me instalé en Alemania, a mediados de la década de los 80, me interesé por los poetas vivos en la lengua del lugar. El primer nombre que sonó en mis oídos fue el de Erich Fried. No fue casual que me fuera dado conocerlo antes que a otros. Gozaba él por entonces de gran popularidad, salía en televisión con cierta frecuencia, particiba en debates públicos, sus libros de poemas se vendían por miles. Erich Fried (1921-1988), austriaco de nacimiento, acostumbraba intervenir desde posturas personales, de clara índole contestataria, en el discurso político de su tiempo. Leía sus versos ante populosas muchedumbres. Yo no sé si sería injusto o erróneo asimilarlo a lo que en España fue la poesía social durante la posguerra; pero a mí me da que por ahí van los tiros. Su poesía es sencilla, a veces fácil. Eso lo hace particularmente adecuado para quienes estén en los comienzos de su aprendizaje de la lengua alemana. Hay, que yo sepa, al menos dos libros suyos disponibles en lengua española. De raigambre judía, Erich Fried huyó a Londres tras sufrir un interrogatorio de la Gestapo en 1938. Se apeó del ideal comunista cinco años después, cuando tuvo noticia de la maquinaria criminal que Stalin mantenía en constante funcionamiento.
Enredando en una vieja antología, me he encontrado esta traducción mía que, retocada, pongo a disposición de quien tenga un hueco en su vida diaria para la poesía. Se trata de un poema de protesta inspirado en la guerra de Vietnam. Se me hace a mí que los “hechos” que nos están sirviendo estos días por televisión a propósito de los bombardeos de Gaza, hacen que el poema de Erich Fried no haya perdido por desgracia actualidad.

HECHOS

Huele a quemado
aunque no se sabe qué se está quemando
¿A qué olerá la libertad
que es defendida de esta manera?

¿Qué aspecto tendrá desde arriba
o desde dentro
o por detrás
dentro de diez o veinte años?

¿Cómo les explicarán a los niños
que en aquel tiempo uno
mandó envenenar los árboles
y quemar a los niños?

¿Y qué dirán
los libros de Historia
después de su muerte?
¿Con quién habrán de compararlo entonces?

*****

TATEN

Es riecht verbrannt
auch wenn man nicht weiβ was verbrennt
Wonach wird die Freiheit riechen
die so geschütz wird?

Wie wird man sie von oben aussehen
oder von innen
oder von hinten
in zehn oder zwanzig Jahren?

Wie wird man den Kindern erklären
daβ damals Einer
Bäume vergiften lieβ
und Kinder verbrennen?

Und was werden
die Geschichtsbücher sagen
nach seinem Tod?
Mit wem vergleicht man ihn dann?